FISIOTERAPIA RESPIRATORIA PARA ADULTOS

Fisioterapia Respiratoria para adultos

El pulmón es el órgano más vulnerable a la infección debido a la exposición constante a partículas, productos químicos y organismos infecciosos en el aire.

 

 

Mundialmente, mil millones de personas inhalan contaminantes atmosféricos al aire libre y otros tantos están expuestos al humo del tabaco. Las enfermedades respiratorias imponen una inmensa carga sanitaria a nivel mundial, y cinco enfermedades respiratorias figuran entre las causas más comunes de muerte en todo el mundo:

  •  Se estima que 65 millones de personas padecen de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) de moderada a grave, de los que aproximadamente tres millones mueren cada año, lo que la convierte en la tercera causa de muerte en todo el mundo; y los números están aumentando.
  •  Se calcula que 334 millones de personas sufren de asma, que es la enfermedad crónica más común de la infancia y que afecta al 14% de los niños en todo el mundo. La prevalencia del asma en los niños está aumentando.
  •  Durante décadas, las infecciones agudas de las vías respiratorias bajas se encontraron entre las tres principales causas de muerte y discapacidad entre niños y adultos. Aunque la carga es difícil de cuantificar, se estima que las infecciones respiratorias bajas causan casi 4 millones de muertes al año y es la causa principal de muertes entre niños menores de 5 años de edad. Solo en España, el número de muertes en los últimos años ronda las 14.000 personas AL AÑO!!

 

NÚMERO DE MUERTES AL AÑO PRODUCIDAS POR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS EN ESPAÑA

 

 

  • – En 2015, 10,4 millones de personas desarrollaron tuberculosis y aproximadamente 1,4 millones de personas murieron a causa de esta infección.
  • – El cáncer letal más común en el mundo es el de pulmón, que mata a 1,6 millones de personas cada año y los números están creciendo.

Las enfermedades respiratorias causan más del 10% de todos los años de vida perdidos ajustados por discapacidad, una métrica que calcula la cantidad de vida activa y productiva perdida por una condición, superada sólo por las enfermedades cardiovasculares (incluyendo los accidentes cerebrovasculares).

Dentro de las afectaciones respiratorias en adultos, encontramos dos grandes grupos que serán los que marcarán los tratamientos y objetivos:

Las enfermedades obstructivas: dentro de estas encontraremos la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), bronquitis, enfisemas pulmonares, bronquiectasias, fibrosis quística y el asma, como las más comunes. Son enfermedades que se caracterizan por una gran acumulación de MOCO en las vías aéreas.

Mientras el paciente pueda gestionar la cantidad de moco, no habrá problema. Esta gestión se va dificultando con la edad y la gravedad de la patología, por lo que será esencial mantener un buen cuidado de los pulmones y buscar ayuda en cuanto se noté demasiada disnea (agotamiento en el día a día) o se empiece a notar que nos falta el aire.

En estos casos, la fisioterapia respiratoria tiene un gran efecto en cuanto a la limpieza de las vías aéreas, siendo muy muy efectivo en la ayuda de la expulsión de la mucosidad que produce la falta de aire.

Las enfermedades restrictivas: encontramos todo tipo de problemas con la forma del tórax, de la pared torácica o de los músculos respiratorios (esclerosis, parálisis musculares, escoliosis graves…). En el caso de este tipo de pacientes, el fallo no está en los pulmones, si no en la forma de trabajar de los músculos y las estructuras, por lo que a la larga los pulmones trabajarán peor y no serán capaces de gestionar las necesidades diarias produciendo agotamiento y falta de aire.

 

 

Para la fisioterapia respiratoria será un claro objetivo el recuperar el máximo de capacidad pulmonar en estos casos, y mantener el tórax y los pulmones funcionando de la mejor manera posible para el paciente.

 

Finalidades de la Fisioterapia Respiratoria

Aunque se diferencien ambos grupos, la finalidad de la fisioterapia respiratoria siempre será la misma:

  • Mejorar la capacidad mucociliar del pulmón, que simplemente es mejorar el estado del pulmón para que pueda autolimpiar las secreciones que se produzcan en el día a día.
  •  Evitar y disminuir el impacto de las infecciones respiratorias.
  •  Prevenir posibles cicatrices en los pulmones que se forman después de las infecciones respiratorias.
  •  Disminuir la toma de medicamentos, y aumentar la funcionalidad de los mismos.
  •  Disminuir o evitar el número de ingresos y estancias hospitalarias.
  •  Disminuir la disnea y otros síntomas propios de las distintas enfermedades respiratorias.
  •  Educar al paciente a alcanzar un patrón ventilatorio adecuado para sus actividades de la vida diaria.
  •  Mejorar la fuerza y resistencia de la musculatura global y específica de los músculos ventilatorios.
  •  Optimizar la función respiratoria aumentando los parámetros ventilatorios, saturación de oxígeno en sangre e intercambio gaseoso. Aumentar la autoconfianza y disminuir la ansiedad.
  •  Mejorar la calidad de vida.

Para los fisioterapeutas especializados en técnicas respiratorias, es un reto diario mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes cuando sufren este tipo de enfermedades.

 

Aunque se trate de una especialización mayormente desconocida por la población, la gran efectividad y velocidad que tienen las técnicas de actuación son de las grandes virtudes que poseen.

Para los pacientes que sufren enfermedades respiratorias, una pequeña mejoría supone un mundo: de no poder subir escaleras por la fatiga, a poder hacer caminatas en el día a día gracias a los ejercicios recomendados y las sesiones de fisioterapia respiratoria periódicas.

En Clínica de Fisioterapia Entremares podemos ayudarte

Belén Blazquez

Fisioterapeuta en Clínica de Fisioterapia Entremares

 

Deja una respuesta